LAS CLAVES PARA HACER UN CV

Una de las cosas que trabajamos con las personas participantes del programa, durante las tutorías individuales, son temas relacionados con el cv.

La información que incluyas, cómo la organices y hasta el formato que uses para guardar el documento… Hay detalles que marcan la diferencia a la hora de crear y compartir el currículum vitae y, aunque no hay fórmulas mágicas para hacer uno perfecto, orientamos a nuestras personas participantes a tener la mejor versión posible del suyo.

Con la revolución digital de los últimos años, la forma de buscar trabajo ha cambiado y con ella también la manera de crear y compartir nuestro currículum vitae (CV) .

Aunque el impreso en papel no se ha extinguido, el uso del currículum en formato digital es una tendencia que crece alrededor del mundo, al ser más amigable con el medioambiente y facilitar el tratamiento de los datos personales de los candidatos.

Además, los portales de empleo, páginas web de las empresas, redes sociales como LinkedIn o las direcciones de correo electrónico de los encargados de recursos humanos son las principales vías que utilizamos para compartirlo.

Muchas veces, el CV es lo único que tiene una empresa para evaluarte, así que redactarlo bien te ayudará a conseguir más entrevistas. Las empresas buscan a personas responsables, con una actitud positiva y disciplina de trabajo.

Lograr un CV perfecto y que guste es una tarea bastante difícil, pero prestando atención a algunos detalles sí que podremos alcanzar nuestra mejor versión, que nos acercará al próximo reto profesional.

A continuación, te damos algunos consejos para conseguir un buen CV:

  1. Ordena la información: ¿experiencia o formación? Si tienes experiencia reciente relacionada con la oferta entonces valdrá la pena que se vea primero tu trayectoria, pero si cuentas con un título o curso que hiciste hace poco y que te avala para el cargo, entonces empieza por la formación.
  1. Actualiza tu información de contacto: La dirección postal ya no es necesaria, debido a que la mayoría de la comunicación con los seleccionadores se realiza de forma digital. Asimismo, no se requiere incluir tu fecha de nacimiento, edad o estado civil, ya que pueden dar pie a comportamientos discriminatorios. Tu nombre completo, email y teléfono móvil son los tres elementos principales de esta sección, aunque siempre puedes complementarla con tu página web o tu perfil de LinkedIn.
  1. Utiliza un email profesional. El correo electrónico es uno de los elementos indispensables de los datos personales de tu CV. No obstante, un consejo para currículum que debes seguir es el usar una dirección que se vea profesional. Si aún sigues utilizando el email que creaste en el instituto detente ahora mismo y crea una cuenta nueva. Te aseguramos que correos como monchoychiki_barrio221@yahoo.com no se ven nada bien ante los ojos del reclutador, ya que te hacen parecer juvenil y poco responsable. Por el contrario, utilizar una dirección más sobria, con un proveedor de correo electrónico actual, como Outlook o Gmail. De esta forma, podrás comenzar tu currículum con el pie derecho.
  1. Cuida la extensión: tanto si tienes amplia experiencia o mucha formación, no es recomendable excederse en el número de páginas. Hay expertos que hablan de dos folios como máximo y otros que incluso dicen que con una página es suficiente. En lo que sí que están de acuerdo es en la necesidad de priorizar la información dependiendo del cargo al que te presentes. Los reclutadores suelen tener poco tiempo para leer, así que cuanto más concreto, mejor.
  1. Elige una fotografía profesional. Este es un consejo de CV muy importante. Una imagen dice mil palabras, así que ten mucho cuidado en tu elección de foto para CV. Olvídate de fotografías donde salgas acompañado de múltiples personas, estés vestido inapropiadamente o haya evidencias de alcohol o cigarro. Lo ideal es escoger una imagen actual, donde aparezcas únicamente tú y la calidad sea buena. No incluyas una de cuerpo completo, tu rostro y hombros serán más que suficiente.
  1. Describe tu s funciones: además de incluir los cargos que has ocupado, es necesario que expliques las funciones que realizabas. Recuerda que no se trata de hacer una lista de empleos sino de mostrar tu valía profesional a través de cada uno. Si tienes logros u objetivos cumplidos, no dudes en destacarlos.    
  1. Hazlo visual: lo de que una imagen vale más que mil palabras no es un cliché si hablamos del CV. Utilizar gráficos o barras para representar el dominio en idiomas, informática y otros aspectos ayudará al reclutador a entender mejor tu perfil. También es una buena idea utilizar un diseño de currículum que facilite la lectura, incluyendo columnas, secciones o colores para organizar la información.
  1. Revisa la ortografía: un error ortográfico, gramatical o un simple descuido a la hora de redactar el CV puede costar una primera mala impresión. Además, ese tipo de fallos demuestran poco interés y falta de atención. Cuida, también, el tipo de letra en los textos, utilizando una que facilite la lectura.
  1. Utiliza el formato PDF: existen muchas herramientas y páginas webs que ofrecen plantillas para hacer currículums, además de programas en nuestro ordenador, como Word. Sea cual sea el que uses, asegúrate de guardar el documento final en formato PDF: así evitarás que tu información pueda ser modificada o que el diseño se vea afectado por otro formato.
  1. Presta atención a tus perfiles en redes sociales: las redes sociales son una extensión de nosotros mismos y lo que hagamos en ese mundo virtual nos puede afectar en la vida real. Las empresas cada vez se fijan más en nuestro comportamiento en Internet, así que sé cauto con lo que publicas y la información que compartes. Si vas a añadir la dirección de tu perfil de LinkedIn, Instagram, Facebook u otra piensa primero si el contenido que tienes allí le agrega valor a tu perfil profesional o no.
  1. Comparte tus habilidades: como decíamos al comienzo, el CV habla de las personas y eso incluye las aficiones o intereses, así que no dudes en compartir tus habilidades artísticas o deportivas o alguna actividad que realices en tu tiempo libre. Eso ayudará a que la empresa se haga una idea más global y completa sobre ti. Este punto dependerá del puesto de trabajo al que quieras optar, y del mismo dependerá si debes incluir este tipo de información o no.
  1. Sé honesto: recuerda que el CV lo que busca es generar una entrevista para que la empresa te conozca mejor. Por ello, evita exagerar sobre tu experiencia o formación porque lo más seguro es que quedes al descubierto durante la entrevista.
  1. Actualízalo: crear un buen CV implica mantenerlo actualizado en todo momento para cuando lo puedas necesitar. Pon atención en las fechas e incluye o modifica los datos que sean necesarios, como un nuevo número de teléfono, dirección de e-mail, una formación finalizada, una experiencia nueva…
  1. Acompaña tu Currículum con una Carta de Presentación. Ahora ya conoces múltiples consejos para crear tú CV, no obstante, complementar este documento con una carta de presentación ayudará a darle aún más fuerza a tu solicitud de empleo. Los usos de las cartas de presentación son múltiples, no obstante, su principal propósito es demostrar tu interés en el puesto. De igual forma, también ayuda a que presentes argumentos convincentes sobre el por qué eres el mejor candidato para el trabajo y por qué te interesa trabajar para la empresa. Esta carta de presentación puedes incluirla como un documento anexo al CV en formato PDF o incluirla en el mensaje del correo electrónico al que mandas el mismo. Aprender cómo hacer una carta de presentación es fundamental en el proceso de búsqueda de empleo, pero, en términos generales, debes de tomar en cuenta estas recomendaciones:
    • Añade tus datos de contacto y los de la empresa en el encabezado.
    • Utiliza un saludo personalizado.
    • Comienza el primer párrafo con un “gancho” que atrape el interés del reclutador.
    • Menciona por qué eres perfecto para la empresa y por qué la empresa es perfecta para ti.
    • Invita al reclutador a hacerte una entrevista.
    • Despídete y firma la carta.
× ¡Inscríbete!